miércoles, 31 de julio de 2013

Como Lidiar Con Las Personas Que Son Aprovechadas

Soy un gran fan de dar. Es una de las mayores alegrías de la vida.
Pero llega un momento en que le das al punto que algunas personas comienzan a ver que (o ver desde el principio) y aprovecharse de su generosidad en consecuencia.
Creo que hay una persona así en todos los grupos sociales y en la familia. Adjetivos comunes para describir esta variedad persona.


Esta es la persona que siempre te pide que le pagues su cuenta en el restaurante, o que convenientemente "olvida" su billetera, o te presenta viajes de culpa en el pago de sus salidas nocturnas, que le da una triste historia para que sientas culpa y te compadezcas de ellos.
El arma más poderosa en el arsenal de estas persona es la  culpa ya que su uso es una de las maneras más fáciles de manipular a alguien.


Antes de seguir adelante, permítanme decir que yo no tengo ningún problema con ayudar a un amigo o familiar en necesidad. Si están pasando tiempos difíciles,se les ayuda en todo lo posible.
Pero hay algo mas y es aquí donde empieza a ser lo malo o lo irritante.
Cuando se convierte en un hábito sin un final.
Y créame que se tarda algún tiempo para quedar plenamente consciente de ello.
Una vez que se deja ir a la costumbre, estás en un retén y es difícil dejarlo de hacer a tal punto de casi siempre se pierde ese amigo o tu  familiar  se molesta por mucho tiempo.
Usted quiere confrontar a la persona, pero parece que no puede reunir el valor por miedo a perder la amistad o al familiar. Si lo hace, la persona que se aprovecha de su generosidad tiene una serie de argumentos en contra que van desde la culpa, se ofenden o si no te van  a avergonzar en términos y des  pues te acusarán de no compartir tus vienes y te tacharan de mal persona y si eres cristiano lo primero que te dicen o le dicen a las personas (Y SON CRISTIANOS) como no tienen el valor de decirlo en tu cara, de cuestionar si realmente eres un amigo de ellos. Ellos te hacen sentir culpable por todos los premios que tu has recibido por tu arduo trabajo y se sienten con derecho a la misma y ellos solo esperando que las uvas les caigan del cielo. Y cuando les quieres ayudar para que ellos valgan por si solos, van a dar la vuelta a las tablas y acusarte de todas las personas, de ser tacaño.
Así que, ¿qué hacer ahora?
Lo primero, es mirar hacia el  principio.
Si la persona era manipuladora desde el principio, pero no se dio cuenta hasta ahora, es mejor cortarlos y estás mejor sin ellos.
Pero, si esa persona no era así antes, y sólo entró en tiempos difíciles, aún hay esperanza.
La cosa es que - el hábito de darle o ayudarles a ellos continuamente se ha convertido en un hábito - por ellos.
Ellos esperan que usted siempre les ayuden(si lo haces estarías mal acostumbrando y creciendo en ellos esa mal abito, que a lo mejor ni cuenta se dan).




Han sido condicionados a recibir de usted, porque usted lo hace todo el tiempo.
Han desarrollado una adicción no saludable de siempre recibir, pero nunca dar.
Esto es lo que tiene que darse cuenta.
Al dar constantemente a ellos, ha habilitado su hábito de dependencia de los demás.
Es necesario explicarles que no es bueno para ellos, que cada vez que le das y cumplir con sus peticiones, se refuerza el hecho de que ellos no pueden hacer nada por sí mismos.
Esta es una versión del viejo dicho de cómo es mejor enseñar a un hombre a pescar en lugar de darle un pescado todos los días.
En lugar de dar a su amigo "pescado", darle ayuda sobre cómo se puede "pescar".
Pero si se niega a recibir ayuda que como pescar  entonces hay tomar medidas para "pescar".
Otro claro ejemplo es que tu llegas de tu trabajo cansado y llegas a cocinar a tu casa de pronto te hace una llamada que si has hecho algo de cocinar y tu sabiendo que esta persona no trabajo y no hace nada.
Parece  siempre tomar ventaja de los demás para satisfacer sus necesidades y deseos, usted no debe sentir la más mínima culpabilidad  por no ceder a sus peticiones.
Usted no tiene obligación de dar a los que se niegan a sembrar ellos mismos.
Tienen que aprender a sembrar ellos mismos.
Dígales esto y verás que no tienen nada en su arsenal para refutar con ellos porque saben que es verdad.
Sabiendo eso, que se convertirá en desesperada y lanzar un último pase.
Ellos le dirán a usted de darles un último pescado y eso es todo. No más. No van a pedir que por cualquier otra cosa.
Pero no es así como funciona la vida.
Usted no pide un último cigarrillo de fumar si usted quiere dejar de fumar.
Empiezas dejando el cigarro en ese mismo momento.
No hay absolutamente nada de malo en dar, sino que vivimos en un mundo donde hay personas que se aprovechan de nuestra buena voluntad, hasta el punto que llega a ser muy perjudicial no sólo para usted, pero a ellos también.
Dé porque usted quiere.
Dale a ayudar a las personas a ayudarse a sí mismos.
Y usted les estará dando uno de los regalos más grandes de todos, incluso si no se dan cuenta  al principio.